El concepto social del médico se engrandece y alcanza una fuerte condición, al mismo tiempo que se expande como el símbolo de la que los distingue como tales, las batas médicas blancas.  Esto para las personas y la comunidad, representa a un profesionista con una alta jerarquía.   Para entender plenamente como esta prenda ha alcanzado su posición, debemos investigar sus origines históricos y el porque es un emblema de los doctores.

Batas Médicas | Priatelia Uniformes
Bata médica para Caballero

Son 3 los fundamentos más establecidos en este atuendo tan simbólico: el quirófano, el científico consagrado al conocimiento de la salud y el hospital.  Cada uno de estos elementos tiene un significado particular.

Las batas médicas en el quirófano: el uso de la bata blanca en las salas quirúrgicas fue a finales del siglo diez y nueve con el desarrollo de la cirugía aséptica.

Hay evidencias en los archivos tanto de hospitales o históricas donde el cirujano y las enfermeras, más no los anestesistas ni las personas u observadores que se encontraban en los anfiteatros, muy comunes en los quirófanos de antes vestían batas blancas, más no de manga larga como es el común denominador hoy en día, sino de manga corta sobre su ropa de calle.  En esa época no se usaban ni las mascarillas ni los guantes, mucho menos desechables.

El principal objetivo de la bata médica en este ambiente parece ser doble, proteger al enfermo de ser infectado por el doctor y el otro para garantizar la higiene y seguridad en cuestión salud del médico durante la cirugía que se estaba realizado.  Así, vemos como la bata blanca tiene una doble finalidad, es decir resguardar tanto al operado como al que opera.

El propósito de las batas en este contexto parece ser doble, uno para proteger al paciente de ser contaminado por el médico, el otro para proteger al médico del paciente durante el procedimiento que se estaba realizando. De esta forma, observamos cómo la bata blanca repetidamente sirve para proteger a ambos, al paciente y al médico.

Otra afinidad muy  significativa  que hace sobresalir  la figura  del médico es la operación, es decir el dominio asombroso para imponer al paciente a una situación lo más cercana o parecida a la muerte, perforar las sagradas partes o órganos del cuerpo humano, subsanando  lo que estaba descuidado y en cierta forma volver a la vida a un paciente rehabilitado.

Las batas médicas de las salas de quirófanos son diferentes a cualquier otro tipo de bata blanca.   Con la finalidad de sustentar un procedimiento aséptico, las batas en los quirófanos se modifican en una prenda larga.

La operación higienizada se vio obligada a utilizar este atuendo en la sala de cirugía para evitar cualquier peligro de contagio cruzada.  Otra particularidad de la bata médica era la apertura en la parte de atrás, esto como solución en cuanto a sistema estéril.

Esta particular bata médica no era conveniente para otro tipo de actividades médicas, pero sobre todo era debido al impresión simbólica que ocasionaba a la comunidad y de ahí su repudio. La palabra bata, en la cultura, generalmente se relaciona con una prenda para mujer y este estilo era rechazado por aquellos hombres dedicados y comprometidos con la ciencia, varoniles, por no decir machistas, con grandes ambiciones y llevando la carga el representar y trabajar dentro de importantes establecimientos.

El cambio que hubo en la vestimenta de quirófano a la hoy en día bata de laboratorio en clínicas, hospitales o cualquier instituto relacionado con la salud, se considera que dio el origen a la hoy actual bata médica, es decir bata blanca.

De ahí proviene un nuevo cambio, la determinación del lugar más adecuado para atender a los pacientes o personas enfermas, es decir en un hospital o clínica o en su casa.

Esta nueva delimitación supuso la tercera causa en la historia del empleo de las batas médicas. Con el nacimiento de la cirugía aséptica, es decir higienizada y de los otros muchos procedimientos  nuevos, diagnosticados y terapéuticos se vio que no era conveniente el tratar al paciente en su domicilio privado.

Es decir con toda esta nueva atención médica, la percepción de los hospitales y clínicas cambiaron de ser un área donde los condenados sociales fallecían, a ser un lugar donde los aquejados podían recuperar su salud y por ende la vida.  Este nuevo concepto  de la muerte a la vida, tuvo influencia incluso en el cambio de los atuendos de los empleados en el sector sanitario  en las instituciones de salud.

Los trajes de color negro de las enfermeras, especialmente de las religiosas, se modificaron a blancos, como hoy en día en el sector de enfermería.  No sólo los trabajadores sanitarios y los enfermos, incluso los visitantes debían cambiar su ropa por indumentaria blanca.  El color blanco se relacionó y acepto como el color emblemático de los hospitales y clínicas, donde se atendían, curaban y recuperaban los enfermos.

¿Y porque el color blanco?

Porque el color blanco que obviamente no es muy práctico debido a que se ensucia fácilmente. Simplemente porque es lo contrario al color negro, que simboliza el color de la muerte y del luto.

El blanco significa limpieza, higiene, bondad, aporta paz, confort, intimidad y pureza.   La relación con la pureza también significa ingenuidad, sin manchas, es decir limpio, lo que otorga un poder a la imagen del médico y esto conlleva a que los pacientes sientan seguridad.

Estrechamente unido con el concepto de puro, está el juicio de fuerza sobrehumana.  El concepto final viene de la palabra candor, que proviene de la palabra candidez que en latín significa blancura y si los símbolos se relacionan con la conducta humana, es obvio que las bata médica blanca atañe la relación entre médico y enfermo.