Dentro del sector salud, la higiene es un aspecto de gran importancia, ya que este es el principal encargado de mantener a raya la propagación de bacterias en el quirófano o en las salas de recuperación y habitaciones, ya que tanto en los hospitales, clínicas o consultorios, es común la proliferación de microorganismos por lo que tanto los médicos como las enfermeras deben tomar todas las medidas necesarias para prevenir los contagios de enfermedades al interior de su entorno de trabajo. Una de las medidas más efectivas para mantener la higiene en el área de la salud son los Uniformes Médicos que utilizan diariamente para desempeñar sus labores cotidianas.

La elección de la ropa de trabajo, así como la imposición de medidas para mantener la estandarización de la imagen, es obligación del médico empleador o de los socios en un hospital o clínica, quienes deben buscar materiales adecuados como el algodón pero también pueden utilizar colores o diseños especiales para dar un toque diferente, único y especial a su negocio. Sin embargo, muchas personas no saben cómo elegir sus uniformes o qué consideraciones tomar antes de elegir la ropa más adecuada para trabajar.

Hoy en esta nueva entrada del blog de Priatelia Uniformes les contaremos los aspectos más importantes a tener en cuenta para elegir los uniformes para vestir a los médicos, enfermeras, pasantes y demás personal del consultorio, hospital o clínica.

Cuando se trabaja en quirófano o en un consultorio donde existe la presencia de microorganismos procedentes de una fuente enferma, como en un consultorio dental, se requiere de un control estricto en la higiene y seguridad, y en estos casos el uniforme forma parte de un tipo de barrera protectora contra las bacterias, de modo que se evita la propagación de infecciones provenientes del paciente para los visitantes, y viceversa, pues durante los diferentes procedimientos médicos, odontológicos y quirúrgicos el paciente se encuentra mucho más sensible y susceptible a los contagios.

El personal médico debe contar con elementos de seguridad como el cubre bocas, los guantes de látex, las botas desechables, pantalones y casacas o filipinas en todo momento mientras se encuentra realizando su trabajo en quirófano o realizando algún procedimiento que lo amerite, así sea uno aparentemente muy sencillo como en el caso del retiro de verrugas o un tratamiento dental.

Durante una consulta, en la que no se requiere de la manipulación con el paciente, los médicos suelen utilizar su ropa formal y por encima una bata, que es clave en el desempeño de las labores clínicas, ya que además de distinguir a los médicos de las enfermeras y otros especialistas o del personal, sino que ayudan a cumplir con las  funciones de prevención de la propagación de bacterias y virus que se gestan en los hospitales.

Con el fin de elegir mejor los Uniformes Médicos, se recomienda:

Asegurarse de que el uniforme sea fabricado con los materiales adecuados, que no transmitan la electricidad, que no se incendien y que no acumulen las bacterias y las propaguen por otras zonas del quirófano, del laboratorio o del consultorio, lugares donde se trabaja con sustancias químicas que además son potencialmente peligrosas, por lo que esta protección no sólo se enfoca en el trabajador, sino en el personal y en la infraestructura en general.

El uniforme debe ser fabricado de un tamaño lo suficientemente amplios con el fin de que el personal médico pueda trabajar con comodidad y holgura, ya que los profesionales de la salud que laboran en un hospital, suelen estar entre 12 y 16 horas diarias trabajando. Además, al trabajar en quirófano o atender emergencias, se requiere de la holgura y facilidad de movimiento para poder realizar todos los trabajos adecuadamente.

La tela del uniforme debe ser de un material que pueda lavarse con facilidad y que además pueda esterilizarse con el uso de un material antibacterial como el cloro; además debe ser de alta resistencia al sol y a las sustancias químicas.

Al pensar en los Uniformes Médicos, se deben considerar los aditamentos como la bata, el gorro, el cubre bocas, los zapatos y los accesorios desechables.

Los colores en los uniformes, hoy en día pueden ser mucho más variables y flexibles que hace una década, y pueden reflejar la imagen del consultorio o del hospital, especialmente si se trata de servicios de salud o de estética, como en un spa, un consultorio infantil o una clínica especializada en servicios de salud femenina. Por esta razón también se pueden elegir uniformes en figuras, colores y estampados diferentes, que reflejen la imagen del servicio de salud.

Los médicos que trabajan en quirófano, ya que su labor puede prolongarse durante varias horas, deben ser en color azul o verde, ya que estos brindan el descanso a los ojos del cirujano y le evitan los deslumbramientos y los reflejos que se presentarían con otros colores, como el blanco.

Las batas son de gran importancia, pues evitan la exposición de la piel, especialmente en los laboratorios, en los consultorios y en otras áreas, donde pueden proteger eficazmente al médico.

En el caso de los médicos o profesionales de la salud que laboran de forma independiente, el uso del uniforme quedará totalmente a gusto del especialista, mientras que en las marcas de servicios de salud se recomienda utilizar el logotipo del hospital o clínica, que servirá como carta de presentación y publicidad.

Al elegir Uniformes Médicos, lo más importante es buscar un proveedor experto, enfocado en la calidad, en el precio competitivo, con mucha flexibilidad en diseños y colores, así como en el sector que se trate para satisfacer las demandas de los clientes; en Priatelia encontrarás la mejor opción para adquirir los uniformes de tu negocio, llámanos y pide tu cotización.

Cómo elegir Uniformes Médicos para tu consultorio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *