Bienvenidos sean a una nueva entrada de este blog. Esta ocasión les hablaremos sobre las filipinas para chef, su importancia así como un poco de su historia. Sin más que añadir, ¡comencemos!

Lo que deben saber sobre las filipinas para cocina.

El arte culinario es uno de los más importantes e imprescindibles en la vida del hombre. Sin los recursos que nos presta la madre naturaleza la vida sería prácticamente imposible.  Es tan vasta la diversidad de recursos que nos permiten preparar y degustar un sinfín de sabores y realizar muchas combinaciones que han dado como resultado los más suculentos platillos.

El arte de la cocina no nace de la noche a la mañana, se construye a base de un largo proceso a través de la historia del hombre por medio de experimentos y con ello, fusiones de ingredientes con múltiples resultados que han dado paso a alimentos típicos de cada región así como múltiples derivados de ingredientes.

La evolución de la cocina se ha dado en mayor medida gracias a personas especializadas en el manejo de alimentos, que desde las antiguas civilizaciones de todo el mundo se enfocaban en la tarea de preparar alimentos y desarrollar nuevos sabores. Con el paso del tiempo el arte de la cocina ha alcanzado niveles de sabor poco convencionales puesto que la gran variedad de recetas que nos ofrece el actual mundo es amplia y diversa. Es por ello que en nuestros días el hablar de los especialistas de la alimentación requiere también del hablar de todos los accesorios y herramientas, por ejemplo, estufas, utensilios, sartenes, hornos, etcétera. Y que decir de aquellas prendas diseñadas para la ejecución de este arte, que hacen posible que la cocina se lleve de una manera más eficiente.

Por ello al hablar de indumentaria para cocina debe mencionarse la importancia de los accesorios como las cofias, pantalones a cuadros, delantales de cuatro caras, zapatos suecos de diseño amplio (sumamente cómodos de superficie interna blanda y exterior tan dura como el acero), sombreros largos y cortos, así como filipinas para Chef; estas últimas son una vestimenta característica de los que aman el arte de la cocina en todo el mundo. Además el uso de estas prendas es un distintivo único de cocineros profesionales.

En cuanto al color de las prendas para chef (blanco), son una idea de Carême, un alto cocinero contratado por la embajada austriaca en parís en el año 1821 quien pensó que el color blanco como símbolo de pureza y limpieza debía representar a los genios de la cocina. Este señor también fue el precursor de las medidas de los sombreros de los chefs como signos distintivos.

Las filipinas son sin duda, un distintivo de todos los chef en prácticamente todo el mundo. Las batas filipinas derivan su nombre precisamente de unas batas con diseños bordados a mano provenientes de las islas filipinas pues se dice que en 1924 durante un evento gastronómico organizado en Francia, los participantes filipinos se presentaron con unas camisas “borang tagalog” que como ya se dijo eran típicas de aquel país, mas este diseño era utilizado en filipinas solo por trabajadores del área doméstica.

Se dice que las vestimentas causaron impacto por su diseño compacto e ideal para labores de cocina, por ello fueron posteriormente adoptadas por un chef y escritor culinario francés llamado Auguste Escoffier quien las transformo en camisas de algodón un poco más ligeras y manejables, adaptadas a las necesidades y exigencias del arte de la cocina y que bautizó con el nombre de “Filipinas”.

Las filipinas para Chef son, con más precisión, camisas fabricadas con revestimientos dobles, lo que permite cambiar la posición de la misma ocultando así toda la suciedad y las manchas que puedan acumularse con las labores del día; además la doble cubierta de algodón es de mucha utilidad para soportar mejor las altas temperaturas de la cocina gracias a las enormes propiedades del material aislante.

Entre otras cosas, estos uniformes cuentan con botones especialmente diseñados para el trato con sartenes y ollas a alta temperatura por lo que el calor de estos no se traspasa ni afecta la figura de los mismos.  También la doble capa protege de las salpicaduras de líquidos calientes y de las caídas de botones mal cosidos a los platillos accidentalmente.

En cuanto a su diseño y sus colores se puede comentar que no son obra de la casualidad: esta indumentaria fue adoptada en el siglo XX siendo el diseño de las Filipinas un derivado y mezcla de diseños filipinos y griegos. Estos últimos eran usados entre los años 241 al 197 a.C. por guerreros en los cuales resaltaban sus finos y hermosos hilos de oro. Tal indumentaria fue adoptada posteriormente por los romanos quienes tuvieron una influencia importante de la cultura griega. Con la extensión de imperio romano estas prendas llegaron hasta Turquía en las que eran empleadas en galas reales y ceremonias importantes.

Sin embargo la adopción de la indumentaria de cocina empezó a distinguirse a partir del siglo XVI, cuando artesanos y pensadores de varias partes de Europa fueron aprendidos por sus ideales de libre pensamiento. Debido a estas persecuciones algunos cocineros optaron por buscar refugios en las iglesias ortodoxas, en las cuales se mezclaban y adaptaban utilizando las mismas vestimentas que los religiosos es decir, todas y altos sombreros, sin embargo la distinción entre ellos se da por el color grisáceo de su indumentaria que contrastaba con el negro de los monjes.

Esperamos que esta publicación haya sido amena para ustedes queridos lectores, por ahora nos despedimos esperando nos contacten si necesitan las mejores filipinas para chef. ¡Gracias por su visita!

Filipinas para Chef

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *