Todas las profesiones tienen su nivel de dificultad, así como las exigencias dentro de sus zonas de trabajo, pero tal vez ninguna profesión cumpla con tantas demandas como la del sector de alimentos y bebidas, donde se requiere un uniforme especial que va desde las Filipinas para chef hasta los zapatos y los gorros, que es parte de la indumentaria para identificar las jerarquías en las cocinas, pero que también se utilizan en otros sectores, ya que son elementos de gran importancia dentro de la prevención de accidentes en cocinas y en fábricas productoras de alimentos y bebidas.

Los uniformes para profesionales de cocina constan de cinco elementos: zapatos, gorros, delantales, pantalones y filipinas; antes de entrar de lleno en el tema de la filipina, les contaremos a continuación en esta nueva entrada de blog de Priatelia Uniformes sobre el uso de los otros, lo que nos permitirá conocer para qué sirve cada prenda y por qué son tan necesarias en las cocinas de todo tipo.

Los zapatos que se utilizan al interior de una cocina, ya sea de un restaurante o de una zona industrial, deben tener una suela antiderrapante pues en estos lugares hay derrames de líquidos de forma constante, y de no contar con una suela adecuada, el trabajador puede resbalar, sufrir o provocar accidentes de gravedad. Estos zapatos, además de ser antiderrapantes deben ser de un material lo suficientemente gruesos para prevenir accidentes ocasionados con la caída de cuchillos o de materiales pesados, que pueden dañar el pie del empleado.

Desde el siglo XVI se utiliza otro elemento para el área de cocina, especialmente para los chef: el gorro; en un principio se inventaron para diferenciar a los cocineros que se refugiaban en las iglesias para liberarse de las persecuciones que se realizaban contra los librepensadores, siendo los trabajos de cocina considerados de este movimiento; los gorros más grandes diferenciaban a los chefs de los cocineros, lava trastes y meseros y hoy en día, el horro de cocinero simboliza una corona y representa la creatividad artística del chef, que lo diferencia de sus ayudantes, cocineros y chefs de menor categoría a la de ellos.

El delantal, en cocina cumple con varias funciones, pues no sólo protege el área del estómago del trabajador, sino que le permite portar una especie de cinturón de gran tamaño en el que pueden llevar los utensilios o herramientas de mayor uso durante su trabajo: cuchillos, punteras, entre otros.

Además de estos elementos, en algunos casos se utilizan otros adicionales como cubre bocas, que evitan la propagación de enfermedades y son reglamentarios en las industrias, también los pañuelos son muy utilizados y se anudan al cuello para que absorban el sudor de la cabeza y cabello del cocinero. Estos accesorios son opcionales, pero se utilizan con mayor frecuencia en el sector industrial, donde las temperaturas llegan a grados muy elevados y se trabaja con productos en masa, donde se requieren procesos de alta calidad y seguridad.

Los pantalones para chef son de algodón, un material grueso, resistente, térmico y muy cómodo, además de ser muy resistente ante el fuego, ya que no se quema con facilidad.

Tratándose de las Filipinas para chef existen algunas curiosidades que vale la pena revisar y conocer:

  • La filipina se fabrica con una capa doble con tela de algodón, que aísla el cuerpo del cocinero del intenso calor de los fogones o de los hornos, y le protege de las posibles salpicaduras o volcaduras accidentales de líquidos en estado de ebullición.
  • Las capas de algodón tienen un diseño cruzado con el fin de darles la vuelta y poder esconder las manchas que se acumulan en la tela a lo largo de un día de trabajo en cocina.
  • Las filipinas tienen botones de muy gran tamaño y se fabrican en plástico grueso, ya que ayudan a evitar el contacto directo entre las ollas y sartenes calientes con el cuerpo del cocinero.
  • El uniforme de cocineros y chefs es un requisito obligatorio en cocina, que corresponde a la necesidad de los trabajadores de cocina, pues son de gran importancia para la seguridad de los cocineros.
  • Al igual que en el caso del sector salud o de los médicos y enfermeras, la filipina se fabrica en algodón porque es un material que puede esterilizarse con el fin de evitar la propagación de bacterias y de enfermedades.
  • El color blanco en las Filipinas para chef se relaciona con la pulcritud, otro punto en común con los uniformes del sector salud; además el color blanco es el que retiene menos calor. Como protocolo, algunos restaurantes o cocinas pueden utilizar diferentes colores en las filipinas y gorros, con el fin de esconder las manchas en el uniforme de trabajo, que pueden cambiar con base en la jerarquía de cada cocinero.
  • Las filipinas además son muy resistentes contra el fuego, es decir que no se incendian con facilidad, por ello son de manga larga, pues previenen que el brazo del cocinero se queme con los fogones u hornillas, por lo que representan una medida de indumentaria de la mejor calidad.

En Priatelia Uniformes contamos con la mayor variedad de uniformes para chefs, cocineros y meseros a los mejores precios, además de tenerlos disponibles en todas las tallas; nuestras Filipinas para chef cuentan con diferentes modelos y estampados para que los negocios mexicanos además de proteger al chef o al cocinero, le brinden una excelente imagen de profesionalismo y calidad.

Filipinas para chef, curiosidades y requerimientos de fabricación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *