Filipinas para enfermera | Priatelia Uniformes

Entre las principales funciones que engloban esta actividad están la de la protección a los enfermos, el crear ambientes de confianza y seguridad, así como la de intervenir en los procesos de investigación de enfermedades, aunado a la facultad de ser parte de la organización de los pacientes dentro de las clínicas y hospitales, así como de la creación de políticas de salud y la de formar a los estudiantes de enfermería.

Cada país tiene sus propias características en cuanto a la formación de las enfermeras, así como de sus funciones, sin embargo tienen puntos en común, uno de los más sobresalientes tiene que ver con las filipinas para enfermeras, es decir, la prenda de ropa que se utiliza en la parte superior del cuerpo, la cual puede ser cruzada, cerrada, de botones o con cierre.

Las filipinas tienen la doble función de identificar y proteger a las enfermeras, la primera es porque es una manera de distinguirlas fácilmente del resto del personal que labora en los hospitales, lo cual resulta muy útil cuando los pacientes necesitan ciertas atenciones que sólo ellas les pueden otorgar; por otro lado, el objetivo de protección se debe a que constantemente están en contacto con fluidos, sustancias, agentes bacteriológicos e infecciosos, por lo que necesitan una barrera que evite el contacto directo.

Siguiendo con la explicación de la segunda función, el usar una ropa especial evita que las prendas de vestir diarias sufran desgastes, pues por lo general las enfermeras tienen un casillero en el que guardan varias filipinas, de tal forma que si una sufrió un percance con un paciente, tengan a la mano otra para cambiarse, con el fin de evitar la propagación de las sustancias o infecciones por todo el hospital.

El entorno laboral de los profesionales de enfermería en nuestro país es muy diverso, puesto que los cuidados de una persona que tenga amplio conocimiento general de cuestiones médicas son imprescindibles en diversos ámbitos. Evidentemente el más común e importante es el de los hospitales, ahí trabajan enfermeras de diversas especialidades, ya sea pediátrica (en el área de atención a niños), geriátrica (cuidado de los adultos mayores) o de quirófano (asisten a los médicos cuando realizan procedimientos quirúrgicos).

Pero otros lugares en los que se requieren los cuidados de la enfermería son las escuelas, desde el nivel materno (guarderías), hasta las del nivel superior (cada facultad de los campus universitarios debe de tener un consultorio), en los centros deportivos (pues cuando se realizan actividades físicas, los accidentes son muy probables), casas particulares (cuando hay una persona que no se puede valer por sí misma, ya sea porque tiene una enfermedad grave o una discapacidad), asilos (constituyen el personal base), en oficinas y fábricas (sobre todo en éstas últimas, pues los empleados suelen manejar maquinaria pesada y peligrosa).

Las personas que se dedican a la enfermería pueden obtener su grado a través de estudios técnicos, en donde se puede clasificar a los enfermeros auxiliares y a los técnicos superiores; así como en una facultad, éstos últimos son los que se especializan en determinada área gracias a licenciaturas, diplomados, maestrías y otros cursos.

Una de las cuestiones que convierten a todo el personal de enfermería en un elemento tan importante en los hospitales, es que su labor no sólo se limita a la de inyectar soluciones, limpiar a los pacientes, llevarles comida o medicamentos, asistir a los médicos durante los procedimientos, realizar transfusiones, tomar muestras y dar orientación tanto a los pacientes como a sus familias entre muchas otras, sino que también son el puente entre el paciente y su médico.

Esta labor de intermediario tiene su razón de ser en el aspecto social, pues a pesar de que los médicos tengan un excelente trato con sus pacientes, los profesionales de la enfermería son quienes pasan más tiempo con los enfermos, tienen un contacto mucho más profundo, de hecho es parte de su labor la de generar un ambiente de confianza y agradable, bastante difícil es para una persona tener un padecimiento que la hace sentirse vulnerable, por lo que tener una persona que le genere un sentimiento acogedor es imprescindible para acelerar el proceso de recuperación.

Es por eso que se dio una evolución en los diseños de las filipinas para enfermeras, pues durante mucho tiempo su vestimenta se limitó a ser una herramienta de protección de colores sobrios y serios, pero todo esto ha cambiado en la actualidad, ahora se pueden utilizar estampados atractivos y agradables, que generen más fácilmente una relación de confianza entre los pacientes y las enfermeras.

Esto tiene especial relevancia en las áreas pediátrica y geriátrica, ya que tanto los niños como los adultos son los pacientes más desconfiados, entonces la ropa colorida es una buena manera de generar el ambiente agradable que se necesita para un oportuno tratamiento de las enfermedades.

Es por eso que en Priatelia Uniformes nos dedicamos al diseño y confección de ropa médica, en ese sentido, nuestras filipinas para enfermeras tienen estampados únicos y originales, además de que cumplen con los estándares más altos de calidad.  Nuestra fábrica y tienda se ubican en Zapopan, Jalisco, pero tenemos entregas a todos los lugares del territorio nacional. Contáctate con nosotros para hacer tus pedidos o si quieres más información.