Durante el último siglo, la medicina ha dado un gran salto en cuanto a los lineamientos de seguridad e higiene que la rigen; entre estos se encuentran los uniformes médicos, en donde las normativas se han vuelto muy estrictas, especialmente para los utilizados en el quirófano, donde los uniformes tienen el objetivo de fungir como barrera para evitar la diseminación de microorganismos hacia el paciente, y a la vez se proteja al personal médico de posibles enfermedades o infecciones. Por tanto, una buena elección de los uniformes es clave en el correcto desempeño de la labor médica.

Los uniformes especializados para los médicos se conforman por distintas piezas, que tienen usos específicos; por lo regular se conforman de dos piezas, más la bata, que es un elemento clásico que se ha vuelto un identificador de los profesionales de la medicina. En el quirófano se suelen agregar otros elementos que completan el conjunto, como el gorro, las mascarillas y los zapatos.

Todas las piezas de los uniformes deben ser fabricados con materiales naturales, que no produzcan electricidad estática que puede ser peligrosa en lugares como los quirófanos y los laboratorios, así como pueden afectar los resultados de algunos exámenes. También deben ser cómodos, puesto que tienen que trabajar todo el día con ellos, de fácil lavado y resistentes, tanto al sol como a las sustancias químicas que llegan a utilizarse en los hospitales.

El color de los uniformes médicos, contrario a la creencia popular, no son siempre blancos. De hecho, varían de color dependiendo en dónde se utilizan y la funcionalidad del profesional médico que lo usa. Por ejemplo, en los quirófanos suelen ser de color azul o verde, al igual que en las áreas de recuperación de cuidados intensivos, mientras que para las consultas generales y laboratorios se utiliza el color blanco clásico.

Características básicas de los uniformes clínicos

Dado que los uniformes del personal médico están en constante contacto con elementos químicos y biológicos, tienen que cumplir especificaciones muy claras. Además de que tienen que cumplir ciertas características básicas para que cumplan sus funciones de ayudar a los médicos a realizar sus actividades y protegerlos.

Las principales piezas que los conforman y sus características básicas son:

  • Las batas pueden ser unisex o entalladas, para mujer; estas suelen ser de algodón de alta calidad, que es muy resistente, soporta el uso rudo y protege al personal de elementos químicos y el fuego. Por lo regular se utiliza como elemento para las consultas generales o en laboratorio, es raro su uso en los quirófanos, aunque en ocasiones son usados algunos modelos de batas de manga larga para evitar la exposición de la piel ante cualquier elemento químico o biológico.
  • Conjuntos quirúrgicos. Pueden ser llevados debajo de las batas y por lo regular se componen de dos piezas, una camisola o filipina y un pantalón; al igual que las batas, deben ser de algodón, no deben ser muy entalladas para que puedan trabajar de manera cómoda y libre, en algunos casos tienen bolsillos o pueden ser totalmente lisas. El color depende de su función y cada instituto médico puede personalizarlas.
  • Gorros y mascarillas. Son el complemento de los uniformes para el uso en quirófanos, salas de urgencias y zonas de recuperación y terapia intensiva. Hoy en día existe una amplia variedad de gorros y mascarillas para personal médico y para quirófano; lo habitual es que lleven una tira trasera para su correcto ajuste, y se pueden encargar en diferentes colores, aunque los más comunes son los azules, verdes y blancos.

¿Qué se debe tener en cuenta al momento de elegir el uniforme?

Ahora que ya conocen los elementos principales de los uniformes médicos, al momento de elegir el adecuado deben tener en cuenta algunos aspectos, entre los que se encuentran:

  • Color apropiado. Hasta hace un par de décadas todos los uniformes para el personal médico eran de color blanco, pero debido a que en el quirófano creaban efectos visuales al momento de mancharse con la sangre, se comenzaron a utilizar otros colores. Hoy en día existen diferentes tonalidades que también se consideran adecuadas para el desarrollo de funciones médicas, entre los principales son el verde y el azul, lo importante es escoger un color que vaya acorde con la labor a realizar, ya que no es lo mismo la atención a enfermos, que la acción en un quirófano o las consultas médicas en espacios infantiles.
  • Los uniformes deben ser muy cómodos, puesto que los utilizarán durante todo el turno. Hoy en día existen algunos modelos unisex, mientras que otros están pensados para el género femenino al incluir formas anatómicas. En cualquier caso, no hay que olvidar que más allá de las modas, se está ejerciendo una labor de gran responsabilidad, y si se está incómodo no se podrá realizar con eficiencia.
  • Personalización. La mayoría de las instituciones médicas utilizan los uniformes como un elemento corporativo, puesto que el hecho de que todos los profesionales del centro médico lleven uniformes parecidos transmite una idea de cohesión y profesionalismo. Además, permite identificar más claramente a médicos, celadores, enfermeros y demás personal médico.
  • Por las características del trabajo realizado, hay que lavar a menudo los uniformes médicos, por lo que se recomienda elegir modelos con tejidos y una confección que resista el paso del tiempo, puesto que no solo se trata del material, sino de la forma en que fue elaborado. Lo ideal son prendas donde las manchas se puedan eliminar con comodidad y que se puedan planchar fácilmente, como el algodón.
  • Diseño. Existe una gran variedad de diseños para los uniformes; pueden ser de dos piezas o una sola, manga larga o corta, con colores lisos o rayadas, de botones o cremalleras, entre otras características. Deben elegir el modelo acorde a sus funciones, como lo hemos mencionado. Todo dependerá del nivel de protección y comodidad que requieran.

Un elemento igual de importante y que suele tomarse como extra al uniforme es el calzado; el personal médico suele pasar muchas horas de pie, por lo que requieren de un calzado muy cómodo, delgado, que permita la transpiración y además que cuente con suela antiderrapante para evitar cualquier accidente.

Tengan en cuenta todos estos factores al momento de adquirir sus uniformes médicos, lo cuales pueden encontrar en el catálogo de Priatelia Uniformes, donde les ofrecemos las prendas de la más alta calidad a un excelente precio y hacemos envíos a toda la República Mexicana, por lo que recibirán sus uniformes en la comodidad de su casa o trabajo.

Los aspectos que se deben tener en cuenta al momento de elegir uniformes médicos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *