Protocolos de limpieza de los uniformes médicos. Parte II

Seguir protocolos adecuados para la limpieza de uniformes médicos es fundamental para garantizar la higiene y seguridad de los entornos sanitarios. En la primera parte de esta publicación describimos los dos primeros pasos a seguir, que consisten en identificar cuando una prenda está sucia y requiere someterse a un proceso de limpieza y disponerla en bolsas o contenedores especiales y su almacenamiento en un área especial. En esta ocasión hablaremos del resto de los pasos a seguir, esperando que esta información les sea de utilidad.

Una vez almacenadas las prendas que se someterán a un proceso de limpieza, el personal encargado de estas tareas debe trasladarlo hasta la lavandería. Lo más práctico es utilizar tolvas para transportar las prendas sucias porque pueden cerrarse con una cerradura eléctrica. Se recomienda que las plantas donde se disponga la ropa sucia tengan condiciones especiales y se desinfecte todos los días, esto por cuestiones de seguridad.

El paso final en un proceso de limpieza es la limpieza como tal de los uniformes clínicos en la lavandería. Para garantizar un lavado adecuado, es necesario que las lavadoras y secadoras reciban un mantenimiento periódico y que se elijan las configuraciones adecuadas para eliminar la suciedad y conservar las prendas en buen estado, lo que incluye la temperatura y ciclos de lavado. Otro elemento a tomar en cuenta de gran importancia son los productos a utilizar, los que se recomienda cuenten con blanqueadores químicos estabilizados para que las prendas, en especial las bancas, luzcan limpias.

En futuras publicaciones en este blog les presentaremos algunas recomendaciones para hacer un lavado adecuado de las filipinas médicas y demás prendas de un uniforme. Les recordamos que en Priatelia contamos con una extensa variedad de prendas para uniformes de la más alta calidad, visiten nuestro catálogo en línea y contáctenos para solicitar información detallada acerca de nuestros productos, con gusto los atenderemos.

Protocolos de limpieza de los uniformes médicos. Parte II

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *