La enfermería es una profesión que tiene como principal misión el cuidado y la atención de la salud de los seres humanos. Esta profesión está considerada como una de las más complejas y estresantes a las que una persona puede enfrentarse vocacionalmente, debido a que las y los enfermeros se hallan completamente inmersos en un ambiente en donde se convive constantemente con el dolor y la muerte, aunque, afortunadamente, también les permite ser testigos del milagro de la vida.

La eficiencia de los enfermeros en el cuidado de los pacientes depende por completo de la formación académica que hayan recibido, las experiencias vividas dentro de la profesión, así como la capacidad física y mental que tenga el profesional para atender las lesiones o afecciones de los pacientes. Al mismo tiempo, los enfermeros deben cubrir ciertas necesidades personales que les permitan desarrollar de la mejor forma su trabajo. Reconocimiento laboral, estados físicos y de ánimos positivos, salud, comodidad e higiene, elementos que les permiten ejercer correctamente su trabajo.

Los Uniformes De Enfermera, también conocidos como ambo, son uno de los elementos fundamentales de la profesión que le permiten ser identificada dentro de un grupo, diferenciándolo de otros miembros que laboran en el hospital, como doctores, cirujanos, camilleros, personal de limpieza y personal de recepción. Esta vestimenta otorga seguridad, identidad y aceptación dentro de un grupo, posicionando al profesional en enfermería dentro de un selecto grupo que se encarga del cuidado de la salud de los pacientes.

Quienes se dedican a esta profesión saben de antemano que esta disciplina se desarrolló poco a poco, a través de la historia, por todas aquellas personas que hicieron de la enfermería una vocación. Desde los inicios de esta profesión, existieron características simbólicas que permitieron interpretar y comprender la disciplina. Es bien sabido que la enfermería tuvo su origen, fundamentalmente, en la religión, durante los siglos XII y XIII existieron diversas órdenes religiosas (conocidas como mendicantes) que se encargaban del meticuloso cuidado de los enfermos de la época.

Los hábitos que utilizaban todas estas órdenes religiosas comenzaron a ser un distintivo y un símbolo que representaba el cuidado de los enfermos y los más necesitados. Entre las órdenes más destacadas de aquella época se encuentra de Los Franciscanos, quienes vestían un hábito con capucha que era ceñido en la cintura a través de un cordón con tres nudos que representaban los votos de la orden (pobreza, obediencia y castidad). Otra de las órdenes más populares de aquella época fueron Las Carmelitas, quienes vestían una túnica de color marrón que llegaba hasta los pies y era ceñida por un cinturón; sobre los hombros, portaban un escapulario y una capucha marrón.

Todavía en el siglo XVIII, el diseño de los Uniformes De Enfermera estaba completamente basado en los uniformes informales que las monjas utilizaban para el cuidado de los pacientes en hospitales militares y religiosos. Hasta esos momentos, la enfermería no se consideraba una profesión, aunque las religiosas encargadas de la disciplina sí eran muy respetadas por los pacientes y los militares.

Fue hasta el siglo XIX, durante la devastadora Guerra de Crimea, donde el Imperio Turco, apoyado por el Ejército Francés y el Ejército Inglés, dejó miles de heridos y personas mutiladas a causa de intereses económicos y del territorio (como sucede en todas las guerras modernas). En esos momentos, la creación de una escuela de enfermería era necesaria, no sólo para brindar atención a los heridos a causa de la guerra, sino porque el siglo XIX trajo consigo una serie de medidas higiénicas que requerían de profesionales de enfermería más y mejor preparados.

Fue entonces que, a finales del siglo XIX, en 1860, se creó la Escuela de Formación Nightingale para Enfermeras en Saint Thomas, Hospital de Londres, Inglaterra. Fue en este periodo en donde los Uniformes De Enfermera comenzaron a evolucionar, hasta convertirse en lo que hoy en día conocemos y que transmiten sentimientos de respeto y otorgan reconocimiento social a quienes realizan labores titánicas en los hospitales públicos y privados de todo el mundo.

En 1980, por ejemplo, los Uniformes De Enfermera eran bastante tradicionales, consistían en el uso de un delantal, una gorra y un vestido. Este tipo de uniforme era acompañado por un par de zapatos blancos y medias blancas que se encargaban de cubrir las piernas. En esencia, este uniforme para enfermera era completamente simbólico, pues el color blanco representaba higiene; además, se convirtió en un elemento básico que permitía identificarlas dentro del hospital.

A finales de la década de los años 60, la liberación femenina permitió el uso indiscriminado de pantalones por parte de las mujeres. Sin embargo, los Uniformes De Enfermera continuaban respetando la norma moral de utilizar falda. Fue entonces, que en 1980, los estándares de la moda exigían la creación de uniformes que permitieran mayor libertad de movilidad a las enfermeras mientras se dedicaban a cuidar la salud de los pacientes. Como resultado, se introdujeron pantalones y una bata que cubría la parte superior del cuerpo, como hoy en día puede apreciarse.

Tan pronto como los uniformes  comenzaron ser un elemento que les permitía estar a la moda, sin dejar de lado el confort y el reconocimiento social que implica ser una enfermera,  empresas como Priatelia Uniformes, desarrollaron modelos sumamente modernos con materiales de la más alta calidad que les permitieron a los y las enfermeras lucir un atuendo vanguardista, digno del siglo XXI.

Gracias al éxito que esta empresa ha tenido, hoy en día, Priatelia Uniformes es una de las compañías líderes dedicadas al diseño, confección, venta y distribución de uniformes para el área médica, Spas, estéticas, veterinarias, clínicas, laboratorios, empresas (batas y pantalones), etc. La calidad y diseño que ofrecen en sus productos han hecho de Priatelia Uniformes una de las firmas más populares en el área metropolitana de Guadalajara y de todo México.

Sobre el desarrollo de los Uniformes De Enfermera y el papel de esta profesión

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *