Los amas o los odias. Los uniformes de enfermera, un traje común usado por las enfermeras en su entorno de atención médica. ¿Cómo reconocerlos? Seguramente no es tan difícil…

De hecho, los uniformes médicos en general ofrecen una serie de beneficios a las enfermeras más allá de simplemente facilitar que los pacientes los identifiquen.

Los uniformes ayudan a las enfermeras a identificar los contaminantes y los fluidos corporales sobre ellas, son baratos de reemplazar, se limpian con productos químicos agresivos y calor (a menudo lo hacen más limpio que la ropa normal), protegen la ropa personal del arruinado y ayudan a identificar a las enfermeras en el lugar de trabajo.

El tipo de ropa que usa una enfermera a menudo depende del trabajo que realizan y del código de vestimenta establecido por su hospital o empleador. Por ejemplo, las enfermeras que trabajan en la sala de emergencias pueden usar máscaras y guantes, además de sus filipinas y zapatos cómodos para minimizar el riesgo de que los fluidos corporales se propaguen de un paciente a otro y viceversa. Los tipos de  vestimenta que usa una enfermera también pueden variar de un campo a otro, sin embargo, hay algunas piezas de ropa y equipo que son comunes en la mayoría de los campos de enfermería. El resto de este artículo detallará lo que usan las enfermeras y por qué la ropa que eligen es tan importante.

Estos son algunos de los beneficios que los uniformes ofrecen a las enfermeras y profesionales médicos que los usan.

Ayuda a identificar contaminantes potenciales

Los uniformes son excelentes para ayudar a los profesionales médicos a identificar contaminantes y desechos corporales como vómitos, heces, orina, sangre y otros fluidos o productos químicos. Dependiendo del centro de atención médica, una enfermera trabaja con el uniforme que se le pida de color sólido como blanco o azul, sin embargo, hay facilidades que tienen políticas menos estrictas que permiten que las enfermeras usen varios colores y patrones. Las políticas a menudo dependen de la organización de atención médica y el departamento en que trabaja la enfermera.

Limpieza

Las instalaciones sanitarias que limpian los uniformes de enfermera pueden usar productos químicos de limpieza especiales y máquinas de alta temperatura para limpiar los uniformes de enfermería. Es probable que este tipo de limpieza sea significativamente más severa que la que se usa para limpiar la ropa personal y potencialmente podría arruinar la ropa propia de las enfermeras si las usaran para trabajar en lugar de sus uniformes. El esfuerzo adicional que se realiza para lavar un uniforme de enfermería asegura que se limpian a fondo y que los contaminantes se eliminan correctamente.

Más convenientes que la ropa regular Dado el hecho de que algunas instalaciones sanitarias limpian los uniformes de sus enfermeras, es probable que los depuradores sean más limpios que las enfermeras que poseen ropa personal y, debido a que se limpian en las instalaciones, casi se puede garantizar que los equipos de enfermería se limpien y no se vuelvan a usar sin lavarse, lo que ayuda a garantizar que las enfermeras no lleven consigo gérmenes o contaminantes potenciales en su ropa. Esto ayuda a minimizar la oportunidad de enfermedad o contagio tanto para las enfermeras como para los pacientes para que no se puedan portar gérmenes que de otro modo pueden transportarse de persona a persona.

Los uniformes son excelente inversión Los uniformes de enfermería básicos son a menudo económicos, lo que los hace fácilmente desechables si es necesario y les permite limpiarlos en circunstancias difíciles con poca preocupación. Si alguna vez se arruinan, pueden ser reemplazados sin un costo excesivo para el individuo o centro de salud. Por fortuna, eligiendo un proveedor como Priatelia, el tiempo de vida de un uniforme vale la pena la inversión. Prevén que la ropa personal no se arruine Los uniformes evitan que las enfermeras tengan que usar su propia ropa, la que podría arruinarse en el lugar de trabajo, ya que su ropa personal probablemente entraría en contacto con sangre, heces, orina, vómitos y otros fluidos corporales que pueden ser comunes cuando la enfermera trabaja. Como se mencionó anteriormente, el bajo costo de los trajes para enfermera hace que sea una alternativa mucho más efectiva y económica que usar ropa personal para trabajar.

Ofrecen accesibilidad Los uniformes que ofrecen mucho espacio de bolsillo pueden facilitar a las enfermeras el transporte de sus herramientas y equipos. Las enfermeras pueden usar el espacio de bolsillo para llevar utensilios de escritura, lapiceros, vendas, gorros, intravenosas, cuadernos, teléfonos o beepers, bastoncillos, tijeras, guantes y cualquier otra cosa que puedan necesitar para llevar a cabo sus tareas. Un buen par de uniformes puede proporcionarles el espacio que necesitan para adaptarse a todos sus equipos de enfermería. Sin embargo, dependiendo de las instalaciones, una enfermera que trabaje para el código de vestimenta puede requerir que las enfermeras usen uniformes específicos que puedan minimizar la cantidad de bolsillos que pueden tener en su uniforme.

En esta situación, algunas enfermeras pueden optar por llevar una cangürera o parecido, para ayudarlas a transportar equipos adicionales de enfermería.

Identificación

Como hemos dicho al igual que la policía y los bomberos, las enfermeras usan uniformes cuando trabajan, las enfermeras también usan uniformes que ayudan a los pacientes y compañeros de trabajo a identificarlos en el lugar de trabajo. Las enfermeras a menudo son fáciles de reconocer debido a los distinguidos uniformes que usan. En algunas instalaciones, incluso se puede requerir que las enfermeras usen ciertos colores que son diferentes de otros empleados de trabajo, como médicos o practicantes, para que puedan ser fácilmente identificados por la vista.

También pueden usar diferentes colores en diferentes unidades o departamentos, como en la sala de emergencias, la sala de operaciones, la unidad de cuidados neonatales o el cuidado general. Las políticas de código de vestimenta para las enfermeras pueden variar según el centro de atención médica para el que trabajen, por lo tanto, no todos los hospitales o instalaciones requieren que las enfermeras usen los mismos tipos, colores o batas con estampado. Homogeneiza al equipo de enfermeras Además de ayudar a las personas a identificar a las enfermeras en la instalación, algunas organizaciones de cuidado de la salud sienten que los uniformes ofrecen una apariencia más uniforme (valga la redundancia) y profesional. Al exigir a las enfermeras que usen un mismo traje, estas organizaciones pueden garantizar que los empleados no lleven marcas o diseños personales que puedan perjudicar el entorno profesional de atención médica en el que están operando.

Desde el punto de vista de la sociedad, los uniformes de enfermera crean el mismo nivel de identificación que un uniforme de policía o un equipo de bomberos, haciendo que estos profesionales de la salud y sus habilidades sean reconocidos simplemente por su apariencia.

Uniformes de enfermera: más que una simple moda

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *