uniformes médicosUna profesión tan antigua como las enfermedades y padecimientos mismos. Evoluciona y avanza a pasos agigantados, íntima amiga del avance tecnológico y dictadora de las normas que los habitantes de este planeta debemos seguir para tener una buena salud y poder enfrentar o sobrellevar las enfermedades. La persona que estudia la Licenciatura en Medicina adquiere un compromiso con la humanidad y ejecuta sus labores con pasión y entrega. Una profesión abarrotada de símbolos que connotan todo un conjunto de ideas y que en ocasiones, el comportamiento mismo se ve modificado cuando estamos frente a éstos.

Los símbolos, como concepto, sirven para representar una idea, que quizá no tiene una relación de contigüidad con su significado, como el caso de los íconos, que buscan remplazar una idea por su semejanza con ésta, pero que a nivel social son la representación de algo masivamente aceptado o concebido. Por ejemplo, el famoso movimiento donde todo era buena vibra  en los 60´se identifica con el símbolo de amor y paz, la cruz es el símbolo del cristianismo, y el Ying y el Yang es el símbolo que representa el equilibrio del bien y el mal. Pero, ¿qué pasa con los uniformes médicos, los estetoscopios y demás artículos propios de la materia?

Como consecuencia de los diversos medios de comunicación, el estereotipo de la profesión médica se ha alimentado de ciertos elementos conceptuales que hoy consideramos símbolos médicos o que representan la idea que concebimos todos como medicina o relacionado con esto. Diversos estudios apuntan a 4 principales objetos como los característicos y fuertemente asociados a la profesión: las batas o uniformes médicos, el estetoscopio, el maletín negro y el espejo de cabeza. No es extraño pedirle a un niño que dibuje un médico y encontrarnos con que esa inocente imagen posee, si no es que todos los elementos anteriores, al menos alguno de ellos.

Cuando alguien quiere reflejar elegancia, seriedad, autoridad, se suelen utilizar prendas específicas que ayudan a esto, colores obscuros, prendas lisas. Lo mismo ocurre con las batas blancas en el plano médico, la figura de una bata frente a un paciente, logra que éste confíe sus intimidades en tema de salud. De igual manera, las personas con algún padecimiento o sensación de enfermedad, al estar frente a una bata blanca tienen la sensación de que serán tratadas con seriedad y de que su caso será atendido con profesionalismo, les proporciona seguridad y tranquilidad. Detrás de esos uniforme médicos está el secreto de la simbología, cuando publicitariamente alguna idea quiere ser representada con tono de seriedad y confianza, es común encontrarnos con la imagen de médicos. Dentro de nuestra sociedad el personaje de bata blanca representa y transmite diferentes cosas.

Conocimiento. Es común encontrar que dentro de las familias, tener algún hijo o nieto estudiando medicina sea sinónimo de esfuerzo, conocimiento e inteligencia; y cómo no serlo si pasan años estudiando y entendiendo el cuerpo humano, son personas dedicadas y que pueden dedicar largas jornadas a sesiones de estudio, es bien sabido que, como muchas otras carreras, la de medicina es peculiarmente demandante.

Respeto. La figura del médico es símbolo de confianza, históricamente los doctores han tenido siempre un trato particular, si bien no es un trato de la realeza, es uno que los distingue de los demás, incluso los chamanes y médicos indígenas tienen un estatus diferente al resto de la tribu.

Confianza. Hay cosas que no le cuentas a tu pareja, amigos o familia, pero no piensas dos veces en contárselo a un médico, la imagen que estos imprimen en el paciente permite que éste sea como un libro abierto, además suponemos que entre más claros, sinceros y objetivos podamos ser con nuestro médico, mejor y más acertado será el tratamiento que recibiremos. Publicitariamente la figura de los médicos es utilizada para argumentar una idea con seriedad, cuando cierto producto lo recomienda un médico en televisión, la apuesta es por la figura de confianza que éste representa.

Seguridad. Puede que sea evidente la lesión o el padecimiento y que sea de lo más sencillo de tratar, puede que el golpe de un niño solo requiera un poco de esa pomada que encontramos en toda casa o que la gripa que tienes con esa tos sea verdaderamente cosa simple. La sensación de seguridad que transmita la figura médica es reconfortante, que un experto en la medicina diga las palabras mágicas “no hay de qué preocuparse” es liberador.

Fortaleza. Al tratar con el cuerpo humano y sus diversos padecimientos, el médico se ve expuesto a escenarios intimidantes, estresantes y desgarradores, conocer y lidiar con la muerte en primer plano es un trabajo duro y no para cualquiera. Se cree que la persona dedicada a la medicina es una persona cuyos niveles de tolerancia son mayores, unos donde los sentimientos no pueden ni deben nublar a la razón y en donde la sangre fría debe dominar.

No cabe duda que la simbología detrás de los uniformes médicos esconde bastantes secretos en el desempeño de la profesión, Priatelia Uniformes se suma a los millones de personas que están agradecidas con los expertos de la medicina y se compromete a vestirlos con los mejores uniformes, fabricados con los mejores y más resistentes materiales para que puedan desempeñar su trabajo con comodidad y utilizando prendas de alta calidad y durabilidad. ¿Estás buscando uniformes médicos, batas o filippinas? Visita nuestro sitio web y conoce lo que hacemos para ti.

Uniformes médicos, el simbolismo y la tecnología detrás de ellos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *